Juan Amador

El gran restaurador alemán Juan de la Cruz Amador Pérez nació en 1968 en Strümpfelbach, cerca de Stuttgart.

 

Entre 1985 y 1988, este descendiente de padres catalanes y andaluces completó una formación como chef en el Gasthof Lamm de Weinstadt, seguido de períodos en el Alter Wirt en Grünwald, Múnich, y el hotel Schlosshotel Bühlerhöhe en la Selva Negra. Juan Amador ganó su primera estrella Michelin como chef en el restaurante PETERSILIE de Lüdenscheid en 1993, con solo 25 años, y ha sido incluido en la Guía Michelin año tras año desde entonces. En 2004, abrió su primer restaurante a la edad de 35 años, el AMADOR, en Langen, cerca de Fráncfort, que fue galardonado con 3 estrellas por primera vez en 2007.  

En 2015, el famoso chef se trasladó a Singapur, donde abrió el restaurante ALMA by Juan Amador en el Goodwood Park Hotel ese mismo año. Fue el amor lo que le trajo de vuelta a Europa, en concreto a Viena. Poco después, el éxito profesional siguió a la felicidad de su vida privada. En una histórica bóveda de la bodega Grinzing en el distrito 19, Amador creó una verdadera joya de la escena gastronómica: el restaurante, inicialmente bautizado Amador’s Wirtshaus & Greißlerei, se convirtió en el restaurante AMADOR unos meses más tarde. Ahora se le conoce mucho más allá de las fronteras de Austria, y fue galardonado con 3 toques y 2 estrellas en su primer año.

 

En 2019, Juan Amador se convirtió en el primer restaurador de Austria en ser galardonado con una tercera estrella Michelin. De acuerdo con el significado de las tres estrellas Michelin, el AMADOR merece una visita por su cocina única. Y personas de todo el mundo están respondiendo a esta llamada.  

El hecho de que Juan Amador sea ahora una de las estrellas fijas de la gastronomía de lujo se debe, sin duda, a su ambición y a su gran disciplina. Combina una creatividad distintiva y una rica experiencia para crear su inconfundible estilo único.

 

El chef siente la necesidad de seguir evolucionando continuamente, por lo que no deja de sorprender con nuevas creaciones y con sus platos clásicos de autor. Las influencias de todo el mundo combinadas con ciertos ingredientes regionales hacen de su obra culinaria un arte.

 

Juan Amador obtiene la inspiración necesaria no solo en sus numerosos viajes, sino también a través de la música. Su famoso postre Brick in the Wall, por ejemplo, se inspiró en la canción homónima de Pink Floyd. 

 

Sin embargo, la variedad no solo es importante para Amador en el plato, también lo es en la copa: la bodega del restaurante AMADOR contiene alrededor de 1200 ejemplares de los mejores vinos de todo el mundo, así como una completa y prestigiosa colección de champanes. 

 

Juan Amador ha sido embajador de la marca Lavazza desde 2020. 

Restaurante AMADOR (Viena) 

A la gran cocina internacional sin concesiones se le rinde homenaje en la histórica bóveda de una bodega, con citas regionales de los tesoros culinarios de Austria ocasionalmente intercaladas. “En mi cocina no sigo modas ni tendencias. Mi cocina es como un clásico vestido negro, no tiene nada que ocultar”. Juan Amador.  

Los otros chefs

Loretta Fanella
VER LA BIOGRAFÍA

Pietro Leemann
VER LA BIOGRAFÍA

Massimo Bottura
VER LA BIOGRAFÍA

Maurilio Garola
VER LA BIOGRAFÍA

Los hermanos Cerea
VER LA BIOGRAFÍA

Carlo Cracco
VER LA BIOGRAFÍA

Ferran Adrià
VER LA BIOGRAFÍA