En el Open de Australia 2018, mientras los puntos se convierten en juegos y los juegos, en sets, los amantes del tenis podrán disfrutar del sabor auténtico y tradicional del café italiano gracias a Lavazza.

 

Arte, ritual y pasión son los valores que unen nuestro café con este apasionante deporte. Una combinación ganadora nacida hace siete años gracias a la asociación con Wimbledon y, posteriormente, con el US Open en agosto de 2016 con Andre Agassi, el legendario tenista de Las Vegas.

 

Esta es la razón por la que entrarán juntos a las pistas del Open de Australia 2018.

 

De hecho, un equipo de expertos australianos e italianos del centro de formación de Lavazza ha preparado más de 30 puntos de venta in situ para la ocasión.

 

Uno de ellos es el Lavazza Café, en el Grand Slam Oval: una estructura de dos pisos, construida a medida con un diseño moderno, donde se pueden saborear las bebidas calientes clásicas, así como bebidas frescas y personalizadas, como el Cremespresso y el café frío nitrogenado.