Siria
Un café... “para siempre”

Al caminar por una ciudad Siria, a menudo se ven reproducciones gigantes de cafeteras, porque los sirios consideran que el café forma parte de su estilo de vida, y así es como les gusta demostrarlo. El café siempre se sirve en ocasiones especiales: desde reuniones prenupciales de futuras esposas hasta rituales de purificación y funerales. El ritual del consumo del café puede transformar incluso una visita ordinaria a un hogar sirio en una ocasión solemne. Como en Egipto, el café en Siria se hace con agua azucarada, por lo que es necesario saber cómo les gusta tomarlo a sus invitados antes de servirlo, y si es necesario hacer varias cafeteras con diferentes cantidades de azúcar. El café amargo se reserva para los funerales, ya que la ausencia de azúcar refleja el tono sombrío de la ocasión. A veces, cuando están preocupados por el futuro, le dan la vuelta a la taza vacía en el plato y esperan a que los posos del café formen patrones para “leerlos”. Aunque servir el café es un deber agradable para el anfitrión, también se espera que los invitados respondan apropiadamente: la palabra mágica es Daïmé, que significa “para siempre”, y expresa la esperanza de que la casa en la que se sirvió el café siempre sea tan generosa.

Las recetas
Kahwa
Café turco con cardamomo
INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS
2 dl de agua
4 cucharaditas colmadas de café mezclado con cardamomo
Azúcar al gusto (opcional)
Preparación

Ponga el agua en una cafetera turca, añada el azúcar y el café en polvo y remueva suavemente. Ponga la cafetera en el fuego y deje que hierva. Quite el café del fuego cuando empiece a hervir y esté espumoso. Con la ayuda de una cucharita, coloque parte de la espuma en cuatro tazas. Vuelva a poner la cafetera en el fuego durante unos segundos, pero no deje que hierva. Vierta el café con cuidado en las tazas para evitar que la espuma de café se “desbata”. El protocolo indica que no se debe añadir el azúcar después de que el café haya hervido para no perturbar el sedimento que se forma en el fondo de la cafetera. El azúcar debe añadirse al agua antes de que el café se infunda. Esto significa que debe tener una cafetera para cada tipo de café: sin azúcar (murrah), con poco azúcar (mazboutah) o muy dulce (hilweh).


Baklawa
Pastelería oriental hojaldrada con frutos secos
INGREDIENTES
500 g de masa filo
175 g de mantequilla derretida
120 g de pistachos de Alepo naturales picados
INGREDIENTES PARA EL RELLENO
1 kg de pistachos de Alepo naturales picados
1 cucharadita de agua de rosas (opcional)
Para el sirope de azúcar (atar)
500 g de azúcar
370 ml de agua
1 cucharadita de zumo de limón
1 cucharadita de agua de azahar
1 cucharadita de agua de rosas
Preparación

Unte con mantequilla un molde para horno rectangular de aproximadamente 25 x 30 cm. Coloque una capa de 5-7 hojas de masa filo en el molde y extienda la mantequilla derretida en la parte superior con un pincel. Espolvoree los pistachos picados sobre la capa y cubra con 5-7 hojas de masa filo. Vuelva a extender la mantequilla derretida en la parte superior con un pincel. Con la ayuda de un cuchillo muy afilado, córtelo creando formas de diamantes. Coloque el molde en el horno a 150 °C y hornee durante unos 15 minutos hasta que la parte superior esté dorada. Mientras tanto, disuelva el azúcar en el agua con el zumo de limón y hierva durante unos 15 minutos. Añada también los extractos florales si lo desea. En cuanto la masa filo esté hecha, sáquela del horno y vierta el sirope caliente por encima para que lo absorba completamente. Espolvoree pistachos picados en la parte superior y sirva con una taza de café turco aromatizado con cardamomo.