Ponga 6-7 cubitos de hielo y 1 o 2 cucharaditas de azúcar, dependiendo de su gusto, en una coctelera. Luego, prepare un espresso lungo y viértalo sobre el hielo. 

Cierre bien la coctelera y agítela con fuerza durante 10-15 segundos. 

 

Abra la coctelera y vierta el contenido en un vaso de cóctel, retirando el hielo con el colador apropiado.