• Imprimir
  • Añadir a favoritos

LAVAZZA CONQUISTA EL GRAN SLAM

Dos mundos se encuentran para ofrecer auténtica emoción

Lavazza celebra el gran tenis y los italianos saborean el gusto de la victoria. Tras llevar la pausa para el café a Wimbledon en 2011, el espresso Lavazza llegó este año a las pistas de tierra batida del Roland Garros y las gradas del US Open.

Una asociación afortunada, esta última, que ha tenido a Italia como protagonista de una final marcada por la pasión y a Flavia Pennetta en el podio de los vencedores.

El café —un rito auténticamente italiano que distingue a Italia desde siempre y del que los italianos están orgullosos— identifica, gracias a Lavazza, también las pausas de quienes, entre set y set, disfrutan del acontecimiento tenístico más prestigioso del mundo: el Gran Slam.

Porque Lavazza siempre ha prestado atención al lenguaje de la pasión.


“Son muchos, de hecho, los valores que nos unen, entre ellos, la tradición, la innovación, la ritualidad, la internacionalidad y, sobre todo, la pasión.”

Cita de Giuseppe Lavazza


Lavazza and tennis
Precisamente por eso, Lavazza ha firmado una asociación exclusiva con tres de los cuatro torneos del Gran Slam.

Más de dos millones de aficionados al tenis podrán saborear, de este modo, el auténtico espresso italiano en su versión más deportiva, pensada para quienes desean disfrutar del rito de un buen café sin perderse ni un golpe de raqueta en la pista.


"Los acuerdos con Wimbledon, el US Open y, ahora, también Roland Garros tienen una importancia que trasciende la mera colaboración comercial […] Los universos del café y el del gran tenis tienen en común mucho más de lo que imaginamos."

Cita de Giuseppe Lavazza


Además, gracias a la relación que tiene con Caroline Wozniacki, su embajadora en el Gran Slam, Lavazza se prepara para convertirse en el café oficial de los amantes del café de todo el mundo.

Porque, en una tacita de café, hay mucho más para degustar.

Lavazza and tennis