• Imprimir
  • Añadir a favoritos

Más información

En Milán, a 24 de octubre de 2013.

Chefs Inspiradores es el título de la 22ª edición del Calendario Lavazza, todo un acontecimiento para los amantes de la fotografía de autor. Con la producción de la presente edición a cargo del famoso fotógrafo retratista Martin Schoeller, este año el Calendario dispara directamente al corazón apuntando su objetivo hacia los chefs: personas que hacen de la inspiración su mantra entre los fogones.

Lavazza ha dedicado el año 2014 a estos maestros culinarios. Como en las ediciones anteriores, este año la dirección creativa del Calendario se ha confiado a la agencia Armando Testa.

Los Siete Magníficos elegidos para el Calendario de este año son Ferran Adrià, su hermano Albert, Michel Bras, Massimo Bottura, Antonino Cannavacciuolo, Carlo Cracco y Davide Oldani, chefs e innovadores que han sido conquistados por el café Lavazza y que durante años lo han reinterpretado a través de sus originales creaciones.

Para un artista como Martin Schoeller (ex alumno de nada más y nada menos que Annie Leibovitz), muy acostumbrado a inmortalizar algunos de los rostros más conocidos del planeta, ha sido un reto interesante. Y lo que es aún más importante, el Calendario de esta edición es único. Es el primer ejemplo de un enfoque artístico que sitúa a los chefs como protagonistas absolutos, y no como actores secundarios en sentido figurado o fotográfico.

En los últimos años se ha producido un notable cambio en la actitud hacia la gastronomía y se ha incrementado la atención que se le otorga. Los propios chefs son testigos de esta transformación, puesto que han inspirado una nueva manera de mirar la comida y hacer de ella un objeto de estudio (y de experimentación) en constante evolución.

Francesca Lavazza, Directora de Imagen Corporativa de la compañía, explica el enfoque de este año:

«Estos chefs, además de haber marcado el nuevo rumbo del gusto culinario, son, ante todo, nuestros amigos. Queríamos situarlos en el centro de nuestro universo, algo que siempre, resulta divertido y un poco surrealista. Junto con Martin y la agencia Armando Testa, nos los imaginamos como malabaristas, entre burbujas de pensamiento. O como filósofos de la naturaleza, buscando la esencia de la vida y redescubriendo sus orígenes… ya sea en el lienzo en blanco de un grano de arroz, en libros del pasado o en el mar, fuente de toda la vida».

«El Calendario Lavazza tiene una fuerte tradición vinculada a grandes maestros de la fotografía, como Helmut Newton y Annie Leibovitz, mis predecesores» explica Martin Schoeller. «No pude evitar entusiasmarme cuando supe que iba a participar en este proyecto. Es todo un honor para mí formar parte de la historia de la familia Lavazza, cuyo mundo gira en torno a su pasión por la fotografía y el café». Schoeller continúa: «Poder trabajar con siete de los chefs internacionales más conocidos del momento, convirtiéndolos en protagonistas y revelando sus últimas inspiraciones, me brinda la oportunidad de descubrir aquello que les hace reírse de sí mismos, y su deseo de transmitir su filosofía de vida y trabajo».

A lo largo de los años, el Calendario Lavazza ha ido adquiriendo connotaciones artísticas y culturales que van más allá de las tendencias pasajeras y el glamour: desde hace ya muchos años, el Calendario expresa, y a menudo anticipa, nuevas tendencias artísticas usando los temas del momento para trazar la historia de la tradición italiana, en un viaje artístico de vanguardia. Gracias a ello se ha convertido en objeto de culto, en parte por la decisión de colaborar con algunos de los máximos exponentes de la fotografía moderna. Edición tras edición, los calendarios Lavazza expresan el deseo de ampliar los límites de la creatividad, pasión que va estrechamente unida a la afición de la marca por experimentar con nuevos productos, en su infatigable búsqueda por mejorar la calidad aún más y lograr un producto extraordinario.

Ese enfoque es el que hace 10 años condujo a Lavazza a colaborar con algunos de los nombres más conocidos de la alta cocina, testigos de la dedicación y la pasión de la marca por la buena comida. Personas que compartían la visión de Lavazza, algo que Martin Schoeller ha interpretado con maestría en Chefs Inspiradores.

El resultado final es extraordinario: una increíble alquimia de fotógrafos que narra historias con una calidad casi cinemática, una secuencia natural perfecta que habla de inspiración. Y de café.

Entre tanto, los chefs, sin duda una elección que no es la más evidente para protagonizar un calendario, de inmediato se sintieron a gusto ante el objetivo de Schoeller, y revelaron su personalidad a la cámara, con una taza de espresso en la mano.