• Imprimir
  • Añadir a favoritos

SIRIA

Un café… “para siempre”

SYRIA - A coffee… “for always” SIRIA Un café… “por siempre”
Paseando por una ciudad siria, verás a menudo reproducciones gigantescas de cafeteras, porque los sirios consideran el café parte de su estilo de vida y así es como les gusta reflejarlo. Siempre se sirve café en las ocasiones importantes: desde los encuentros prenupciales de las posibles esposas hasta los rituales de purificación y funerales.   El ritual de beber café puede transformar incluso una visita normal a un hogar sirio en una ocasión solemne. Como en Egipto, el café en Siria se prepara con agua azucarada y, por lo tanto, se debe averiguar cómo prefieren los invitados el café antes de servir la bebida y, si es necesario, preparar varias cafeteras de distinta dulzura. El café amargo se reserva para las ceremonias funerarias, pues la ausencia de azúcar refleja el tono sombrío de la ocasión. A veces, cuando a alguien le preocupa su futuro, da la vuelta a su taza vacía sobre el platito y espera a que los posos del café formen dibujos, que luego “lee”. Aunque servir café es un deber agradable para el anfitrión, también se espera de los huéspedes que respondan apropiadamente: la palabra mágica es Daïmé, que significa “por siempre” y expresa la esperanza de que el hogar en el que se ha servido el café sea siempre tan generoso.
SYRIA - The recipes RECETAS
Kahwa - Café turco con cardamomo Ingredientes (para 4 personas): 200 ml de agua 4 cucharaditas colmadas de café mezclado con cardamomo azúcar al gusto (opcional) Preparación: Echa el agua en una cafetera turca, añade el azúcar y el café molido, y remueve suavemente. Pon la cafetera en el hornillo y deja que hierva. Cuando el café comience a burbujear y formar espuma en la superficie, retíralo del fuego. Con una cucharilla, reparte la espuma en las 4 tazas. Vuelve a poner la cafetera al fuego unos segundos, pero sin dejarla hervir. Sirve el café en las tazas con cuidado para evitar romper la espuma.   No se debe añadir azúcar una vez que el café ha hervido para no remover los posos en la taza. El azúcar se añade al agua antes de infundir el café, por lo que necesitarás una cafetera para cada dulzura: sin azúcar (murrah), con poca azúcar (mazboutah) y muy dulce (hilweh). Baklawa - Hojaldre oriental relleno de frutos secos Ingredientes: 500 g de masa de hojaldre 175 g de mantequilla derretida 120 g de pistachos Aleppo naturales, picados Para el relleno: 1 kg de pistachos Aleppo naturales, picados 1 cucharadita de agua de rosas (opcional) Para el almíbar (atar): 500 g de azúcar 370 ml de agua 1 cucharadita de zumo de limón 1 cucharadita de agua de azahar 1 cucharadita de agua de rosas Preparación: Unta con mantequilla una bandeja de horno de unos 25 x 30 cm. Coloca sobre ella una capa de 5-7 hojas de masa, pincelando la superficie con la mantequilla fundida. Espolvorea los pistachos picados sobre el hojaldre y cubre con 5-7 hojas más. Pincela de nuevo la superficie con mantequilla fundida. Con un cuchillo muy afilado, corta en rombos. Coloca la bandeja en el horno a 150 ºC y hornea durante unos 15 min, hasta que se dore la superficie. Mientras tanto, disuelve el azúcar en el agua, con el zumo de limón, y hierve la mezcla unos 15 min, añadiendo, si lo deseas, las esencias de flores. Tan pronto como esté hecho el hojaldre, sácalo del horno y vierte sobre él el almíbar caliente, para que lo absorba. Espolvorea con pistachos picados y sirve con una taza de café turco aromatizado con cardamomo.