• Imprimir
  • Añadir a favoritos

La cafeína es un alcaloide que se encuentra tanto en las semillas como en las hojas de café, té, cacao, cola y mate. Una taza de café contiene unos 50 mg de cafeína y su acción estimulante, que dura entre una y dos horas después de beberla, actúan en el sistema nervioso central, agudizando las facultades mentales, manteniendo a raya el sueño, el aburrimiento, la fatiga (incluyendo la mental) y la depresión. Estimula la memoria, la capacidad de aprendizaje, la percepción y la concentración, y facilita la percepción de estímulos sensoriales; asimismo, calma los dolores de cabeza y las migrañas.

La comunidad científica está de acuerdo en que la cantidad de cafeína que puede consumir un adulto al día es de 300 mg, es decir, unos 4-5 mg diarios por kg de peso corporal; p. ej.,
en el caso de un hombre de 70 kg = 4,5 x 70 = 315 mg.

 

 

Para hacerte una idea de lo que eso significa en términos de dosificación, estas son las cantidades de cafeína que contienen algunas de las bebidas/los alimentos más comunes:

  • Espresso o café moka: 40-80 mg por taza.
  • Café americano: 115-120 mg por taza.
  • Café instantáneo: 65-100 mg por taza.
  • Café descafeinado: < 5 mg por taza.
  • Cappuccino: 70-80 mg por taza.
  • Chocolate: 30-40 mg por tableta de 60 g.
  • Té: 40-50 mg por taza.
  • Bebidas de cola: 35-50 mg por lata.
  • Bebidas energéticas con cafeína o guaraná: 50-100 mg.

Encontrarás más información en: Café y salud