COOKIE CUP

2003 - Equipo Lavazza

De la colaboración entre el diseñador Enrique Sardi, el pastelero Lello Parisi y el Equipo Lavazza, surgió la Cookie Cup, la taza/galleta que se puede comer tras beber el espresso.

La masa, más densa que en la receta tradicional, se moldea y se hornea en moldes especiales para tomar la forma de la taza de espresso Segno de Lavazza. El interior de la galleta está cubierto con un glaseado especial para que la taza aguante la alta temperatura del café durante el consumo.