• Imprimir
  • Añadir a favoritos

EL AUTÉNTICO ESPRESSO

El café de los italianos

El espresso es mundialmente reconocido come el café italiano por excelencia.
«Espresso» significa «hecho en el momento», con la rapidez de preparación típica de este café concentrado. Sus características imprescindibles, la crema compacta, el cuerpo pleno y el aroma intenso, derivan del sistema de extracción bajo presión de la máquina de café.
Hoy, gracias a las máquinas de café espresso para uso doméstico, muchos italianos experimentan cada día el modo en que la alquimia de los cuatro elementos fundamentales —agua, temperatura, presión y café— genera un resultado ideal.

separator-half-oro
Su vapor desprende aromas intensos.
separator-half-oro

Las sustancias aromáticas pueden ser florales, afrutadas o achocolatadas.

separator-half-oro
Su crema es densa, color avellana.
separator-half-oro

La crema de un excelente espresso nunca debe ser espumosa, poco firme y de color demasiado claro u oscuro.


separator-half-oro
El cuerpo: está relacionado con la densidad.
separator-half-oro

El cuerpo — es decir la estructura o plenitud — depende de la concentración de las sustancias disueltas. El cuerpo del café, la oleosidad y la viscosidad deben distinguirse de la fuerza de las sensaciones gustativas y aromáticas.

separator-half-oro
El sabor depende de cuatro parámetros básicos.
separator-half-oro

Un excelente espresso puede ser más o menos amargo, ácido, salado o dulce en función de la prevalencia de uno de estos parámetros.


La taza
La taza La elección del recipiente que lo contiene tampoco se realiza al azar. El auténtico espresso italiano se sirve en una taza de calidad, precalentada a 35-40°C, de forma troncocónica y con una capacidad máxima de 70 ml. Para obtener un resultado constante e impecable te aconsejamos el sistema Lavazza A Modo Mio. No deja nada al azar: de la fase de selección de los cafés que componen el blend y del tueste y la molienda de los granos a la creación de las máquinas y las cápsulas de café.