La cafetera moka
La preparación
El fuego
El azúcar

Lee el texto de la infografía

Cómo preparar el café con la cafetera moka

  1. La cafetera moka

  2. La simplicidad ante todo

    Si tienes una cafetera nueva, acuérdate prepararla para el primer uso: primero lávala con agua y bicarbonato y luego prepara dos cafés (¡pero no los bebas!).

    El agua vertida en el depósito inferior debe llegar a la válvula.

    Para limpiar la cafetera moka utiliza solamente agua caliente.

  3. El blend

  4. La calidad adecuada

    Los cafés más intensos y de gusto más fuerte, como Qualità Rossa y Crema e Gusto, son ideales para tomarlos por la mañana y durante la primera mitad del día.

    Los cafés más aromáticos y delicados, como Qualità Oro y Lavazza Club, son adecuados para la pausa de después de comer o por la tarde.

  5. La preparación

  6. No hay que excederse nunca

    Llena el filtro de café hasta el borde, sin abundar, y déjalo suelto: no prenses nunca el café en el filtro y no lo agujerees. En caso contrario alterarías el tiempo de contacto ideal entre el agua y el café.

    Dispersa el café en el filtro batiendo delicadamente la base sobre una superficie plana.

    En este momento puedes poner el filtro en la caldera.

  7. El agua

  8. La paciencia y la lentitud son fundamentales

    Es importante utilizar agua fresca oligomineral, para evitar que el aroma del café pueda alterarse en el gusto.

    No utilices nunca agua caliente para acelerar la ebullición.

  9. El fuego

  10. El secreto es la lentitud

    Es mejor calentar la cafetera a fuego lento y subir gradualmente la temperatura: el agua debe llegar a hervir lentamente.
    Esto permite una extracción más lenta y minuciosa y evita que se queme el mango.

  11. El azúcar

  12. Lo dulce no existe sin lo amargo

    Los verdaderos entendedores y los valientes lo beben sin azúcar, pero también es legítimo añadir azúcar en la taza, según el gusto personal.

  13. El procedimiento

  14. Los detalles marcan la diferencia

    El café comienza su extracción desde la columna ascendente en cuanto el agua empieza a calentarse.

    El burbujeo nos indica que se ha terminado el agua: apagando el fuego se evita que el café empiece a hervir y a quemarse.

    Una vez preparado, da vueltas al café con una cucharilla para hacerlo más homogéneo y viértelo en la tacita.

  15. Y ahora, ¡disfruta del café!

¿Te ha gustado? Haz clic sobre el icono para continuar con…

Recomiéndalo ...