• Imprimir
  • Añadir a favoritos

LAS NUEVAS CÁPSULAS ESPRESSO POINT

Desde hoy, existe un motivo más para optar por las cápsulas Lavazza Espresso Point: son más elegantes y respetuosas con el medioambiente. El sabor no cambia, solo se intensifica.

Desde hoy, las cápsulas Espresso Point cambian de color: de blanco a negro. Lo que no cambia es el sabor y la calidad del café Lavazza, perfecto para tus pausas en la oficina. 

¿Por qué cambian de color?

La razón es sencilla: queremos hacer la imagen de Lavazza cada vez más coherente y reconocible para nuestros clientes.
Así, las cápsulas Espresso Point pasan a ser negras, como las de los sistemas Lavazza BLUE y
Lavazza A Modo Mio.

De esta forma, no solo tendrán un estilo más moderno y elegante, sino que estarán más cerca del medioambiente.

¿Cambiará el sabor de mi café?

Las mezclas de café contenidas en las cápsulas Espresso Point no cambian, como tampoco lo hace el resultado en taza, que garantiza la misma calidad excelente de Lavazza.

¿Cuáles son, exactamente, las ventajas?

Con las nuevas cápsulas Espresso Point Lavazza reduce el uso de polipropileno virgen y el transporte de material, hasta 112 camiones en circulación y 14 000 km de recorrido menos.

¿Cómo avanza Lavazza en el tema de la sostenibilidad medioambiental?

Para garantizar los altos estándares de calidad y sostenibilidad de sus productos, Lavazza emprendió hace unos años un recorrido para la valoración de los efectos medioambientales de algunos productos claves.

En este sentido, Lavazza adopta desde hace unos años un enfoque life cycle thinking (LCA, centrado en el ciclo de vida) y lleva a cabo una valoración de los impactos medioambientales de los productos según la norma UNI EN 14040/44/67, mediante la metodología life cycle assessment (análisis de ciclo de vida).
El enfoque LCA implica una evaluación de los aspectos medioambientales a lo largo de toda la cadena de valor, partiendo de la materia prima y los procesos de tratamiento en los países de origen del café, pasando por las plantas de producción, los embalajes, las máquinas de café, los transportes de materias primas y productos finales, hasta la eliminación del propio producto.

¿Qué pasos está dando Lavazza hacia la sostenibilidad del sistema cápsula?

Para el sistema cápsula, Lavazza avanza en dos sentidos: por un lado, mediante la optimización de las soluciones actuales, lo que significa racionalizar los procesos y reducir los desechos de elaboración. Por otro, mediante la búsqueda de materiales innovadores, entre los que la cápsula compostable es una primera aplicación concreta.

Otro ámbito que se controla es la valoración del fin de vida, es decir, la posibilidad de destinar a la recogida selectiva los envases y embalajes utilizados, mediante la experimentación de nuevos materiales y estructuras.